Hija

A mi Hija…

Un día serás grande, te irás de mi casa, no querrás que te haga cosquillas, no querrás dormir en la cama conmigo.

Te vestirás sola y no querrás mi mano para bajar un escalón, no correrás más hacia mí con lágrimas en los ojos por el miedo de la oscuridad, no me buscarás más con la mirada en medio de la gente.

Te preguntarás por qué te llamo diez veces al día, te preguntarás por qué te busco con la mirada en medio de la gente, te preguntarás por qué me gustaría abrocharte la ropa, te preguntarás por qué me gustaría coger tu mano para ayudarte a bajar un escalón.

Y a veces me odiarás, me cerrarás la puerta en la cara te preguntarás por qué me tienes a mí como mamá y no a otra, yo me sentiré morir dentro y con el corazón hinchado de lágrimas tocaré de nuevo a tu puerta porque una madre siempre vuelve por su hija – Sí.

Y para que lo sepas, mi amor, que detrás de cada un no tuyo, hay una certeza y es mi amor por ti.

Seré la certeza de todas tus dudas, seré la luz en tus momentos más oscuros, siempre seré tu mamá y tú siempre mi bebé…

TE AMO! 💕

Orgullosa de Ser Mujer te agradece por tomarte el tiempo para leer este artículo. Si te gusta cuanto aqui publicamos, por favor comparte con tus amigos y familiares. Tu apoyo a nuestro esfuerzo es muy importante y apreciado.

COMENTARIOS